Más muebles bDsM de Funtasies

Esta semana os presentamos el Funtasies Funcube:
Dispone de equipo de sonido incorporado así como de LEDS RGB, todo manejable con mando a distancia para que sorprendas en cualquier momento a tu acompañante. La piel de la superficie interior del mueble es especial para aguantar el peso del cuerpo y ser pisado con altos y finos tacones. Además, es un material muy fácil de limpiar y no deja marcas de rozadura en la piel de quien lo usa. El Funtasies FunCube no requiere mantenimiento y dispone de fuente de alimentación autónoma con batería y cargador. Extremadamente elegante, visto por fuera parece un convencional ‘puff’ de piel, cuya tapicería está disponible en tres colores: blanco, negro y chocolate. Con un simple botón del mando a distancia, el puf se abre dando lugar a un trono de BDSM con anillas en el suelo, en el asiento, en el reposabrazos y en el reposacabezas.
Funtasies FunCubeFuntasies mantiene unos criterios muy exigentes en cuanto a la calidad, la resistencia, la seguridad y funcionalidad de todos sus muebles y sus accesorios a la vez que cuida el diseño y el glamur de sus acabados. Todo ello lo hace una marca sin igual en el actual mercado del BDSM.
Existen gran cantidad de prácticas no convencionales para disfrutar del sexo cada vez más extendidas y aceptadas por la sociedad. Se consideran prácticas sexuales alternativas aquellas que están relacionadas con el bondage (arte de atar), juegos de Dominación/sumisión, el fetichismo, Russian Art, fisting, etc. En lo que se refiere al BDSM, según algunos estudios, entre el 10% y el 20% de la población demuestra interés habitual en las prácticas BDSM y entre un 2% y un 4%, en el sadomasoquismo. Hasta un 20% podría haber practicado BDSM alguna vez.
En España, los datos de una encuesta de 1996 afirman que un 23% de los hombres y un 19% de las mujeres admite haber realizado algún tipo de práctica BDSM, mientras que un 33 y un 45%, respectivamente, tenían fantasías BDSM. Entre quienes lo practicaban, un 65% desarrollaban relaciones de tipo dominación - sumisión (D/s), mientras que un 17 % se reconocían como practicantes del sadomasoquismo. En cuanto a los roles, un 32% de los varones y un 11% de las mujeres que practicaban BDSM y escogieron un rol en la encuesta, se consideraban preferentemente dominantes, mientras que un 33% de los hombres y un 72% de las mujeres reconocían tendencias fundamentalmente sumisas. Un 23 % y un 9 %, respectivamente, afirmaban sentirse switch.

(post patrocinado)